El equipo humano es nuestra característica principal. Somos dos familias amigas que emprender por segunda vez un proyecto conjunto en la hostelería aragonesa.

  • Cecilia : Puro nervio en la cocina (y en la vida), gran experiencia con cocina aragonesa, argentina, mejicana tras sus pasos por: El Monasterio, La Picadita.
  • Cristina: Otra «serena» para la cocina, su paso por la restauración del Golf de Guara, el de Pinseque, Hotel AC y sus raíces ítalo-argentina son la base de sus platos.
  • Carlos: Siempre tranquilo (pero de verdad) afronta la vida con otra filosofía. En la sala, su territorio, no tiene competencia. Experiencia, seriedad y conocimiento son sus «armas». No alcanza el espacio en la web para poner los lugares en los que trabajó.
  • Giuliana: Mientras prepara sus oposiciones, demuestra su profesionalidad adquirida como camarera en La Taglietalla. Empuje y constancia.
  • Lucía: La más joven del equipo y una parte fundamental del engranaje de Moonlora. Incansable, trabajadora, responsable. Lo mismo está en cocina que en sala. Polivalente al 100%